¿Qué Significado Trascendente Tienen las Alianzas de Boda?

Las alianzas son un símbolo nupcial muy antiguo y existente en distintas culturas: judía, egipcia, griega, romana. Aunque hay diferencias entre unas y otras, siempre está relacionado con la fidelidad matrimonial y el compromiso de la pareja.
Las alianzas matrimoniales son dos. Los novios se colocan recíprocamente el uno al otro los respectivos anillos justo después de que han unido sus vidas por medio del consentimiento matrimonial. Ahora confirman esas palabras con un gesto simbólico.
Entonces ellos proceden a ponerse las alianzas: primero el esposo a la esposa; después, ella a él Cada alianza es símbolo de la entrega recíproca. Cada anillo permanece en el dedo anular del esposo, allí donde fue puesto amorosamente por el otro «en señal de amor y fidelidad».
Ellos serán siempre dos personas distintas que quieren amarse, se han comprometido a hacerlo, y cada uno tiene en la propia mano la señal de la entrega del otro. Al tocar el anillo, no se toca aquel trozo de metal que entregó en el día de la boda, sino el mismo que el otro cónyuge colocó en su dedo anular. Son dos alianzas, no una sola, las «señales» del amor conyugal, para que ellos, que son dos personas distintas sean conscientes de que están llamados a ser una sola carne, a amarse recíprocamente con fidelidad perpetua.
¿Por qué el anillo de bodas va en el dedo anular? 
Existen varias explicaciones que reseñamos a continuación.
Según San Isidro y la tradición romana, el dedo anular de la mano izquierda tiene una vena que va directamente conectada con el corazón, de ahí que se reservara este dedo para el anillo de bodas, en el caso de las parejas que no solo se hubieran casado por conveniencia, sino también por amor.

Otra teoría dice que el dedo anular sirve  “para que los esposos lleven los anillos que se entregan el día de la Boda. ¿Y por qué en este dedo? ¡Porque es el dedo débil! Ni siquiera puede levantarse solo. De hecho ‘anular’ tiene que ver etimológicamente con ‘anulado’.

Colocar el anillo en ese dedo es un recordatorio para que no se les olvide a los esposos que es en la debilidad donde más necesitan amarse. Allí es donde todos necesitamos que nos quieran”.

Scroll al inicio